jueves, 14 de marzo de 2013

Temores

¿Quién no ha sentido miedo en alguna ocasión?  El miedo es un sentimiento muy humano que muchas veces nos ayuda para no correr riesgos innecesarios.

Pero también es cierto que en muchas ocasiones nos corta iniciativas que de haberlas seguido habrían aumentado nuestro potencial.

La historia de esta semana trata precisamente sobre los temores, y está sacada de un texto del premio nobel Ernest Hemingway, escritor estadounidense muy conocido, y autor de la famosa novela El viejo y el mar.

El tema de la superación del miedo está muy bien representado en este video que ya salió por blog.

Los temores ante lo nuevo, lo inesperado, lo que no controlamos, ... suelen estar presentes en nosotros; pero muchas veces son una apreciación subjetiva que podemos superar con esfuerzo y valentía. 

Yo aún recuerdo el temores que tenía sobre todo a hacer el ridículo cuando era joven... ¡gracias a Dios creo que ya lo he superado en estos momentos! 

Y sin más aquí va el texto titulado Temores, para que pensemos un poco en los nuestros y podamos superarlos.
============
Temores

Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mí mismo.

Temía fracasar, hasta que me di cuenta que únicamente fracaso cuando no lo intento.

Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que me di cuenta que de todos modos opinan.

Temía me rechazaran, hasta que entendí que debía tener fe en mí mismo.


Temía al dolor, hasta que aprendí que éste es necesario para crecer. 

Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.

Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final, sino más bien el comienzo.

Temía al odio, hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que ignorancia.

Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mí mismo.

Temía hacerme viejo, hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día.
 

Temía al pasado, hasta que comprendí que es sólo mi proyección mental y ya no puede herirme más.

Temía a la oscuridad, hasta que vi la belleza de la luz de una estrella.

Temía al cambio, hasta que vi que incluso la mariposa más hermosa necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar.

Que nuestras vidas cada día tengan más vida; y si nos sentimos desfallecer, no olvidemos que al final siempre hay algo más.



La Historia de la Semana

0 comentarios: