jueves, 3 de octubre de 2013

Consejos educativos para padres

Cuando hablamos de transmisión de valores, un aspecto fundamental de la tarea educativa es la colegialidad: la unidad de todos los educadores en torno a la forma de trato, la resolución de conflictos y el ideario común.

Esto se observa desgraciadamente bien cuando falla: si los educadores piensan distinto y van cada uno por su lado, los educandos sacan provecho de la situación a su favor haciendo lo que quieren (¡no lo que deben!) y aquéllos van perdiendo autoridad.

Y donde más se aprecia este tema es en la familia. Es normal que los padres tengan visiones diferentes sobre la autoridad, la educación, la tolerancia,... pero es fundamental encontrar el equilibrio para lograr una buena educación de los hijos.

El texto de esta semana es un resumen de un trabajo de la pedagoga Mª de los Angeles Pérez que trata sobre temas muy de sentido común pero muchas veces olvidados relativos a este tema de la colegialidad, y me parace oportuno compartirlo pues es perfectamente aplicable al trabajo con grupos de niños y jóvenes. 

Aquí van estos Consejos educativos para padres.
=======================
Consejos educativos para padres 

1) Transmitir siempre una imagen de la pareja de forma respetuosa.

2) No autorizar lo que el otro ha prohibido.

3) No discutir delante de los hijos. Si hay algo que hablar, hacerlo a solas.

4) No demostrar desacuerdo sobre el modo de proceder con los hijos delante de ellos mismos.

5) No hacer al hijo confidente de las penas que causa el cónyuge, al menos hasta que alcance la edad y madurez necesaria.


6) Transmitirle a los hijos las fortalezas más que debilidades de su esposo/a.

7) No hacer mala fama a su pareja con sus hijos, pues ellos lo irán interiorizando y usted terminará perdiendo autoridad frente a ellos. Evitar comentarios como: es que la mamá es una “fiera”, o el papá es un “tonto”. 

8) Ambos deben ejercer la autoridad. Los hijos necesitan que tanto el padre como la madre ejerzan la autoridad en la familia, de este modo se les brinda seguridad y estabilidad. Es equivocado por tanto, cuando uno de los cónyuges toma el mando y el otro queda relegado.


9) Ejercicio práctico: hacer juntos una lista de valores que consideren fundamentales en la educación de los hijos. Esta lista no será negociable por ninguno de los dos, pues deberá ser el punto de referencia para la toma de decisiones. 

10) Si se da el caso de que padre y madre, por diferentes circunstancias, se encuentran separados, entonces por el bien de los hijos deben tener puntos comunes para no caer en la contradicción. 


La Historia de la Semana

0 comentarios: