sábado, 4 de mayo de 2013

El pajarillo y el frío

¿Cómo se puede describir el amor de una madre? ¿Qué palabras hay que utilizar para que no se nos quede nada en el tintero?

Preguntas difíciles que sólo se pueden responder de forma poética, dejando que el corazón de cada uno lo interprete y llene de contenido las palabras.

El cuento que comparto esta semana para recordar el Día de la Madre es una sencilla fábula que tiene por protagonistas un pajarillo y el frío, y viene a expresar magníficamente que no se encuentra un lugar mejor que el corazón de una madre.

Con todos vosotros El pajarillo y el frío.



==============
El pajarillo y el frío

Se cuenta en una fábula que el frío quedó sorprendido al oír cantar a un pajarillo en pleno invierno.

-¿Dónde has pasado la noche? -le preguntó. 

-En un establo, donde los bueyes me prestaron su calor.

A la noche siguiente el frío arreció tanto que a los bueyes y mulas se les helaba el aliento. Y el frío, que ya creía muerto al pajarillo, oyó, con sorpresa, que seguía cantando.

-¿Pero dónde has pasado esta noche? -volvió a preguntar.

-En una cueva, donde habían quemado leña. 

La próxima noche, aquella cueva quedó convertida en una nevera. El frío no salía de su asombro al oír al día siguiente el canto del pajarillo.

-¿Pero todavía no has muerto de frío? ¿Dónde has pasado esta noche última? -preguntó de nuevo. 

- Junto al corazón de una madre que estrechaba a su hijo.-respondió.

-Ahí no puedo entrar yo -pensó el frío, dándose al fin por vencido.


0 comentarios: