lunes, 14 de mayo de 2012

24 'pequeñas' maneras de amar

En estos tiempos que corren, a muchas personas les parece muy difícil y complicado vivir con honestidad, ser personas decentes, tener grandes ideales, amar sin egoísmos, ...

No obstante, yo estoy convencido que hoy como ayer sigue siendo posible y un buen número de personas lo intentan cada día.

La historia de esta semana, titulada 24 'pequeñas' maneras de amar, es un sencillo texto que da pautas para caminar en esa dirección. Su autor, José Luis Martín Descalzo, fue un conocido periodista y sacerdote que, a partir de lo cotidiano, escribía unas crónicas muy directas y prácticas, recogidas en varios de volúmenes de títulos muy significativos: Razones para vivirRazones para el amor,... 

Es verdad que todo requiere un esfuerzo, pero estas sencillas maneras de amar están al alcance de cualquiera y nos hacen crecer en lo realmente importante: la vida llena de amor hacia los demás que sacia plenamente el corazón del ser humano.

Espero que os gusten y añadais vuestras 'pequeñas' y personales maneras de amar.

=======================
24 'pequeñas' maneras de amar

1) Aprenderse los nombres de la gente que trabaja con nosotros o de los que nos cruzamos en el ascensor y tratarles luego por su nombre.


 2) Estudiar los gustos ajenos y tratar de complacerles.

3) Pensar, por principio, bien de todo el mundo.

4) Tener la manía de hacer el bien, sobre todo a los que no se la merecerían teóricamente.

5) Sonreír. Sonreír a todas horas. Con ganas o sin ellas.


6) Multiplicar el saludo, incluso a los semiconocidos.

7) Visitar a los enfermos, sobre todo si son crónicos.

8) Prestar libros aunque te pierdan alguno. Devolverlos tú.

 
9) Hacer favores. Y concederlos antes de que terminen de pedírtelos.


10) Olvidar ofensas. Y sonreír especialmente a los ofensores.

 11) Aguantar a los pesados. No poner cara de vinagre escuchándolos.

12) Tratar con antipáticos. Conversar con los sordos sin ponerte nervioso.

13) Contestar, si te es posible, a todas las cartas.

14) Entretener a los niños chiquitines. No pensar que con ellos pierdes el tiempo.


15) Animar a los viejos. No engañarles como chiquillos, pero subrayar todo lo positivo que encuentres en ellos.

16) Recordar las fechas de los santos y cumpleaños de los conocidos y amigos.

17) Hacer regalos muy pequeños, que demuestren el cariño pero no crean obligación de ser compensados con otro regalo.

18) Acudir puntualmente a las citas, aunque tengas que esperar tú.


 19) Contarle a la gente cosas buenas que alguien ha dicho de ellos.

20) Dar buenas noticias.

21) No contradecir por sistema a todos los que hablan con nosotros.

22) Exponer nuestras razones en las discusiones, pero sin tratar de aplastar.


23) Mandar con tono suave. No gritar nunca.

24) Corregir de modo que se note que te duele el hacerlo.

La lista podría ser interminable y los ejemplos similares infinitos. Y ya sé que son minucias. 

Pero con muchos millones de pequeñas minucias como éstas ¡¡¡el mundo se haría más habitable!!!

José Luis Martín Descalzo



La Historia de la Semana

2 comentarios:

mel 21 de mayo de 2012, 2:35  

hola jose maria!! la verdad que todo lo que colgas en la pagina es excelente me encanta muchas gracias x dar estos mensajes llenos de amor y luz. saludos =)

José María 22 de mayo de 2012, 11:20  

Muchísimas gracias Mel.
Me da ánimos para seguir adelante!
Abrazos