miércoles, 4 de mayo de 2011

Con el tiempo....

Una idea que en ocasiones pasa por la cabeza es lo bueno que sería tener la experiencia que dan los años pero con la edad de cuando se era joven. Sin embargo, no es posible....

El joven tiene que adquirir esa experiencia de la vida poco a poco, ¡viviendo!, no sin equivocarse muchas veces, darse cuenta, y rectificar las decisiones. 

Lo que resulta más triste es llegar a mayor sin haber aprovechado las circunstancias de la vida para madurar y extraer lo esencial en las relaciones humanas. 

La historia de esta semana es un texto de Jorge Luis Borges en el que alerta precisamente de que hay situaciones que sólo se aprenden con el tiempo... y que lo dejamos pasar sin darnos cuenta.

Se titula Con el tiempo... El texto es un extracto de la versión completa, que está en el video que va al final.


======================
Con el tiempo...

Con el tiempo aprendes la sutil diferencia que hay entre tomar la mano de alguien y encadenar un alma.

Con el tiempo aprendes que el amor no significa apoyarse en alguien y que la compañía no significa seguridad.

Con el tiempo... empiezas a entender que los besos no son contratos, ni los
regalos promesas.

Con el tiempo te das cuenta de que si estas al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.


Con el tiempo te das cuenta de que los amigos verdaderos valen mucho más que el dinero.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.


Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes...


Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.


Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.


Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes.


Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo.... ante una tumba..., ya no tiene ningún sentido...
 
Pero desafortunadamente.... esto sólo lo entendemos con el tiempo.
 
Y recuerda estas palabras: "El hombre se hace viejo muy pronto y sabio demasiado tarde"... justamente cuando ya no hay tiempo.


2 comentarios:

psicoisapecat dijo...

Muy cierto.

Sylvia dijo...

Hermoso video y sabias palabras. Sylvia de Buenos Aires.