jueves, 25 de marzo de 2010

JMJ-2011


La Cruz de las Jornadas Mundiales de la Juventud sigue su camino hacia Madrid 2011, donde se esperan concentrar en torno a dos millones de jóvenes venidos de todas partes del mundo.



Si hace unos día estaba en Javier, ahora le toca el turno a la capilla de la Escuela de Montes, en la Universidad Politécnica de Madrid, lugar tranquilo y sosegado que invita a la meditación y al recogimiento.




Y también espacio pequeño, por lo que la Cruz hubo que ponerla apoyada sobre el altar.





Allí estuvo sólo unas horas pero fue un encuentro muy intenso, con momentos de reflexión, lecturas, oración, silencio, cantos y sobre todo amor y cariño hacia la Cruz como signo de todo lo que simboliza para el cristiano.

Parafraseando uno de los textos que se leyeron, hoy día la Cruz es necedad para algunos intelectuales, escándalo para algunos políticos, pero alimento para muchas personas que encuentran en ella la luz, la guía, el consuelo y el camino en la vida.  

                                                                          
Y signo esperanzador y alegre de que un nuevo mundo es posible.


¡¡Ah, y la furgo!!, una importante ayuda para facilitar los traslados y cambios de lugar...
 

1 comentarios:

Beatriz 9 de abril de 2010, 9:45  

Estuvimos allí.
Fue realmente un acto lleno de fe, esperanza y bendiciones.
Cristo se derramó sobre todos con abuandacia de gracia.
Bendita Cruz que va por el mundo confortando los corazones de todos los que se acercan con corazón sencillo.
Muchas gracias a todos los que lo están haciendo posible.