sábado, 28 de marzo de 2015

He aprendido...

Hay muchas cosas en la vida que sólo se aprenden con la experiencia y el paso de los años.

La personalidad de cada uno la vamos forjando poco a poco y hay que tener criterios bien formados para construirla sobre cimientos fuertes.

El texto que comparto esta semana refleja las lecciones de la vida que alguien ha aprendido en este caminar hacia la madurez personal.

Y aunque no son cuestiones dogmáticas, creo que están muy bien para tenerlas en cuenta. Por ejemplo cuando afirma que más importante que lo que nos acontece es la forma cómo lo afrontamos.

Espero que sea de utilidad para crecer un poco más en nuestra madurez y desarrollo personal. 
===========
He aprendido

He aprendido que no puedo hacer que alguien me quiera, sólo convertirme en alguien a quien se pueda querer. El resto depende de los otros.


He aprendido que por mucho que me preocupe por los demás, muchos de ellos no se preocuparán por mí.

He aprendido que se puede requerir años para construir la confianza y únicamente segundos para destruirla.

He aprendido que lo que verdaderamente cuenta en la vida no son las cosas que tengo a mi alrededor, sino las personas que están a mi alrededor.


He aprendido que puedo llegar mucho más lejos de lo que pensé posible.

He aprendido que soy responsable de lo que hago, cualquiera que sea el sentimiento que tenga.

He aprendido que los héroes son las personas que hacen aquello de lo que están convencidos, a pesar de las consecuencias.

He aprendido que aprender a perdonar requiere mucha práctica.

 
He aprendido que el dinero es un pésimo indicador del valor de alguien.

He aprendido que con los amigos podemos hacer cualquier cosa o no hacer nada, y tener el mejor de los momentos.

He aprendido que simplemente porque alguien no me ama de la manera que yo quisiera, no significa que no me ame a su manera.

He aprendido que la "madurez" tiene más que ver con las experiencias que he tenido, que con el número de años cumplidos.
 

He aprendido que por más fuerte que sea mi sufrimiento, el mundo no se detiene por mi dolor.

He aprendido que dos personas pueden mirar la misma cosa y ver algo totalmente diferente.

He aprendido que, sin importar las circunstancias, cuando soy honesto conmigo llego más lejos en la vida.

He aprendido que no importa lo que me pase, sino cómo soy capaz de manejarlo.
 
He aprendido que siempre debo dejar a los que amo con palabras de amor. Puede ser la última vez que los vea.

He aprendido que puedo soportar mucho más de lo que pensaba que podría.

He aprendido que hay gente que me quiere mucho pero que simplemente no sabe como demostrarlo.
 

La Historia de la Semana

0 comentarios: