viernes, 17 de octubre de 2014

La roca del camino

Las dificultades y contrariedades las encontramos con relativa frecuencia en la vida: no podemos escaparnos de ellas.

Y nos ocurren en todos los ámbitos: en el trabajo, en la familia, con los amigos, ...., y a todas las personas. Nadie queda exento de ellas.

Por eso lo importante a tener en cuenta no son los obstáculos en sí mismos, sino la forma de abordarlos. 

Y como relata la historia de esta semana, yo creo que la mejor manera de abordarlos es afrontarlos directamente, con espíritu de superación a pesar de las dificultades que encontramos en el camino; y. al igual que en la fábula, al final siempre saldremos vencedores.
=================
La roca del camino

​​Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculi­zando un camino. Entonces se escondió y miró para ver si al­guien quitaba la tremenda roca. Algunos de los comerciantes más adinerados del rey y cortesanos vinieron y simplemente le dieron una vuelta.


Muchos cul­paron al rey ruidosamente de no mantener los caminos despeja­dos, pero ninguno hizo nada para sacar la piedra grande del ca­mino.

Entonces un campesino llegó, llevando una carga de verduras. Al aproximarse a la roca, el campesino puso su carga en el piso y trató de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró.

Mientras recogía su car­ga de vegetales, notó una carte­ra en el suelo, justo donde ha­bía estado la roca. La cartera contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey indi­cando que el oro era para la persona que removiera la piedra del camino.

El campesino apren­dió lo que los otros nunca entendieron: que cada obstáculo representa una oportunidad única para mejorar la condición de cada uno.

La Historia de la Semana

0 comentarios: