jueves, 24 de abril de 2014

Pipas

¡Real como la vida misma! Así podríamos resumir el cortometraje que comparto esta semana y que hace referencia al nivel educativo de nuestro entorno.

Los que nos dedicamos al mundo de la educación con niños y adolescentes nos encontramos con estas situaciones más a menudo de lo que nos gustaría. 

Es habitual el uso de malas palabras, demostrar lagunas importantes en los conocimientos, dejarse llevar por prejuicios sin fundamento,... y todo ello ambientado con una costumbre típica: comer pipas.

Este corto ha recibido varios galardones desde su presentación en el 2013.

Me ha parecido interesante compartirlo para poner de manifiesto, de forma humorística, cómo la falta de cultura lleva consigo un mundo de prejuicios considerable; o dicho de otra forma: la cultura y la educación nos ayudan a ser más libres para encontrar lo mejor y superarnos diariamente. 

Creo que este es el reto que tenemos como educadores: abrir ventanas al conocimiento y a la vida para ampliar el campo de visión de nuestros jóvenes.

Aquí va a continuación el corto titulado Pipas.



La Historia de la Semana

0 comentarios: