martes, 8 de abril de 2014

El poema de la cebra

Decía Ramón de Campoamor, poeta del romanticismo del siglo XIX, esa frase tan famosa de que En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira. Todo es según el color del cristal con que se mira.

Efectivamente la visión que tenemos de las cosas y de las personas depende en gran medida de nuestra propia mirada, de la perspectiva en que nos encontramos, y es bastante sencillo dejarse llevar por los prejuicios adquiridos.

Comparto este semana una simpática poesía titulada El poema de la cebra, original de Sheldon A. Silverstein, poeta estadounidense y autor de libros para niños, que refleja muy bien este tema, y nos recuerda que aunque es natural la tendencia a etiquetar a las cosas y a las personas, hay que tener mucho cuidado en ello.

Y por eso es conveniente, como dice Fernando Rielo, ver la tierra desde el cielo, tener una mirada de las cosas que vaya a su raíz. 

He puesto el poema en español y en su versión inglesa original, que tiene sus matices. Espero que os guste.

================
El poema de la cebra

Le pregunté a la cebra:
¿Eres negra con rayas blancas?
¿O blanca con rayas negras?

Y la cebra me contestó:

¿Eres bueno y a veces te portas mal?
¿O malo y a veces te portas bien?

¿Eres ruidoso con momentos de silencio?
¿O silencioso con momentos ruidosos?
¿Eres alegre con algunos días tristes?
¿O triste con algunos días alegres?


¿Eres ordenado con algunos descuidos?
¿O desordenado con alguna organización?

Y así siguió y siguió.
Una y otra vez.
No vuelvo a preguntarle a una cebra
Sobre sus rayas.
¡Nunca!


Y para los que saben inglés, aquí va el original, que siempre tiene matices que se pierden con la traducción:


I asked the Zebra:


Are you black with white stripes?
Or white with black stripes?

And the zebra asked me:
Are you good with bad habits?
Or are you bad with good habits?
Are you noisy with quiet times?
Or are you quiet with noisy times?
Are you happy with some sad days?
Or are you sad with some happy days?
Are you neat with some sloppy ways?
Or are you sloppy with some neat ways?

And on and on and on and on
And on and on he went.

I’ll never ask a zebra
About stripes
Again




La Historia de la Semana

0 comentarios: