sábado, 14 de septiembre de 2013

Estambul - y 2

A una hora en barco de Estambul se encuentra una isla llamada Büyükada, dentro del archipiélago de las Islas Príncipe, que es donde se desarrolla la actividad de verano con niños y jóvenes durante los meses de julio y agosto.

Puerto de Büyükada
Estas islas están en el Mar de Mármara y se llaman así porque durante el período bizantino los príncipes y personas molestas eran desterradas a ellas. En la actualidad es uno de los lugares preferidos por la gente del país para pasar un fin de semana o unas vacaciones. 

Embarcadero
Casa típica
Las islas no son muy grandes (en una hora en bici se da la vuelta completa) y los coches están prohibidos (salvo los oficiales), y los desplazamientos se hacen en coche de caballos, lo que resulta muy original (y a veces peligroso, pues hay muchísimos).

Estambul desde la isla
Iglesia ortodoxa griega
La labor que se realiza, tipo campamento urbano durante los fines de semana, es muy importante para mantener unidas a las distintas comunidades cristianas que hay en Estambul, a través del trabajo educativo con los niños. 
Grupo de niños y jóvenes
Los cristianos en Turquía representan una ínfima minoría (alrededor del 0'5%) y están repartidos entre las distintas confesiones: católicos, griegos ortodoxos, caldeos, armenios y sirios.

Liturgia griega ortodoxa
Liturgia armenia
Una de las cosas que me sorprendió es la diferencia de los ritos en las celebraciones litúrgicas de una u otra confesión. En la Iglesia católica ha habido varios concilios que han ido actualizando la liturgia según las épocas. En cambio en las otras confesiones siguen con los mismos ritos de los primeros siglos del cristianismo, lo que les da un sabor especial.

Diversidad
Diversidad















Igualmente sorprendente resulta también la diversidad de formas de vestir de la mujer, lo que da idea de la sociología del lugar.  Hace años no se veían mujeres completamente tapadas por la calle y ahora, aunque predomina la moda europea, ya es más frecuente debido a las campañas de islamización del gobierno.

Así se observa visitando una de las mezquitas más sagradas para el islam en Estambul, donde se ven musulmanes más radicales y niños con traje de sultán, que van a ser circuncidados y que nos trae a la memoria los niños vestidos de primera comunión en nuestras ciudades.

Una visita obligada en Estambul es al Gran Bazar, el paraíso de las compras de todo tipo, y al Mercado de las Especias

Gran Bazar
Mercado de las Especias
El Gran Bazar es uno de los mercados más grandes y antiguos del mundo. Está formado por más de 60 calles cubiertas y hay un sinfín de tiendas y puestos en los que se vende de todo. 
Su construcción data del siglo XV, lo que da idea de que la pasión por las compras y ventas viene de antiguo.

El Mercado de las Especias es un poco posterior, del siglo XVII, y está especializado en especias, dulces y frutos secos. Es impresionante ver lo bien decorados que tienen todos los puestos y el aroma que se respira.

Estación del Oriente Express
Seguramente todos hemos oído hablar del Oriente Express, el famoso tren que unía París con Estambul y que ha inspirado libros y películas. Pues aquí está la estación que se conserva como en la época.


Extremo del Cuerno de Oro
Pierre Loti Cafe
El Cuerno de Oro es una zona conocida desde la antigüedad relativamente fácil de defender por la que pasaba gran parte del comercio con Oriente. Hasta hace unos años era zona industrial aprovechando el brazo de mar, pero en la actualidad está bastante bien urbanizada y es una visita obligada. 

Al extremo del mismo y sobre un cementerio musulmán hay un lugar que servía de refugio e inspiración a un conocido escritor francés, Pierre Loti, y ahora hay una cafetería con unas vistas impresionantes.


San Salvador in Cora

Una de las iglesias mejor conservadas de la época bizantina, ahora convertida en museo, es la de San Salvador in Cora. Se comenzó a construir en el siglo VI sobre las ruinas de un monasterio anterior y toda ella está recubierta de mosaicos que se han conservado en su mayor parte. 

Mosaico



A diferencia de Santa Sofía, donde los otomanos arrancaron los mosaicos, aquí se limitaron a cubrirlos con una capa de yeso, lo que los preservó. 

Prácticamente toda la Sagrada Escritura está representada en los mosaicos, y constituye una excelente catequesis visual para aquella época en que pocos sabía leer.

Y aquí termina este breve recorrido por Estambul, lugar que cautiva por su diversidad, en el que faltarían muchas más cosas que añadir, pero así las dejamos para descubrirlas visitando la ciudad...

Puesta de Sol en Büyükada




(Estambul -1)

La Historia de la Semana

0 comentarios: