jueves, 12 de septiembre de 2013

Estambul - 1

Visitar Estambul produce sentimientos encontrados. Por un lado uno piensa encontrar una ciudad antigua, con identidad oriental (no en vano es la 'puerta de Asia'), y sin embargo se encuentra con una ciudad cosmopolita al estilo europeo. El ambiente mediterráneo se respira como en cualquiera de nuestras ciudades costeras pero acompañado de un espíritu propio y peculiar. En definitiva, un lugar que cautiva y que hay que visitar.

Mezquita Azul
En lo que sigue intentaré hacer un breve resumen de mi estancia en esta gran ciudad de más 18 millones de habitantes y compartir algunas impresiones y fotos para recuerdo de este viaje.

Santa Sofía
Entrada a Santa Sofía
Lo primero que hay que visitar es Santa Sofía. A finales del siglo IV, Constantino mandó levantar esta basílica, reconstruida en el siglo VI, que fue durante muchos años la más grande de la cristiandad. En el siglo XV, cuando los otomanos conquistaron la ciudad, la convirtieron en mezquita; y desde principios del XX está dedicada a museo.


Mezquita Azul
Santa Sofía
Cuenta la historia que el sultán Ahmed quedó tan impresionado de la iglesia que mandó construir una mezquita que la superara en magnitud, y así surgió la Mezquita Azul, llamada así por el color de sus azulejos, pero no consiguieron que fuera más grande.

Santa Sofía, como las iglesias bizantinas, está orientada hacia Jerusalén. En cambio las mezquitas están orientadas hacia La Meca. En la foto de la izquierda se observa que la sede del imán está un poco desplazada a la derecha de la vidriera central.

Entrada al Palacio de Topkapi
Mezquita Azul
Mezquita Azul -Interior
Mezquita Azul -Interior
Uno de los aspectos que sorprende de las mezquitas es que tanto el interior como el exterior es muy semejante, salvo en el tamaño.


Casi todas nuestras iglesias tienen planta de cruz, pero tanto la arquitectura como la decoración interior y exterior van variando con los gustos de la época. 

En cambio en el Islam, al tener prohibida la representación de figuras humanas y animales, hace que el arte y la innovación sean muy difíciles de cambiar, y los motivos decorativos son esencialmente figuras geométricas, en lo que son unos auténticos maestros.
Estambul moderno



Cisterna Basílica
Cabeza de Medusa
Otro lugar de obligada visita es la Cisterna Basílica, obra del siglo VI, una impresionante cisterna de agua para tener reserva en caso de asedios. Para su construcción todo valía, como usar de cimientos otras esculturas de la antiguedad romana. Esta era la época de esplendor del Imperio Bizantino, cuando Roma estaba en plena decadencia.
Palacio de Topkapi, a la entrada del Cuerno de Oro
Santa Sofía y Mezquita Azul. La cúpula de la primera más grande que la segunda
Vista de Estambul
Plaza de Taksim

Pasear por Estambul es recorrer un mundo muy original para uno que la conoce por vez primera. Es una sucesión de monumentos, gente. tiendas, calles abarrotadas,... que da una sensación de encontrarse a muy a gusto. Sin embargo para los que trabajan allí se les hace un poco insufrible por las grandes distancias que hay que recorrer para ir a los trabajos.

Monumento a Ataturk
Torre Gálata
 Es obligado hacer mención del político Ataturk, que a principios del siglo XX abolió el sultanato y proclamó la república, contribuyendo así a la modernización de Turquía y a acercarla a los países europeos. Su figura está en todos los lugares del país, y uno de los más famosos es el que está en la Plaza de Taksim.
Puente sobre el Bósforo
Entrada al Cuerno de Oro








Barrio moderno
Barrio de Gálata
















Contemplar el estrecho del Bósforo, que conecta los mares de Mármara y Negro, es una maravilla tanto por la naturaleza (aunque la están arrasando) como por los palacios que se encuentran en ambas orillas.

Palacio en el Bósforo
Palacio de Dolmabahce
No puede uno menos que recordar los famosos versos de la Canción del Pirata, de Espronceda, cuando dice eso de 'Asia a un lado, al otro Europa', pues en efecto el estrecho separa ambos continentes y desde tiempo inmemorial ha sido un lugar privilegiado elegido por la clase alta para vivir.

La última foto de este entrada, con la mezquita y el rascacielos, refleja muy bien el carácter del Estambul actual: una ciudad con miles de años de historia y con una proyección de futuro impresionante.

Estambul antiguo y moderno
(Estambul - y 2)

La Historia de la Semana

0 comentarios: