viernes, 13 de abril de 2012

El zorro inválido

Suele ser más fácil y mucho más cómodo ir por la vida aprovechándose de los demás en lugar de tomar la iniciativa e ir por delante ayudando al que lo necesita.

Seguramente todos conocemos personas de este tipo, que son incapaces de ver más allá de sus egoísmos  y se piensan el centro del mundo, a veces con exigencias que no vienen a cuento.

La historia de esta semana, titulada El zorro inválido, plantea la idea de no dejarse llevar imitando lo negativo, sino tener la valentía y el coraje para afrontar las situaciones aunque requieran un trabajo adicional.  

El amor a los demás y la actitud de ayuda es ciertamente más exigente que el egoísmo,  pero también es cierto que da una felicidad mucho más profunda y verdadera.

Aquí va a continuación.

============
El zorro inválido

Una vez un hombre vio a un zorro inválido y se preguntó cómo haría para estar tan bien alimentado.


 Decidió, pues, seguirlo y descubrió que se había instalado en un lugar donde solía ir un gran león a devorar a sus presas. Cuando el león terminaba de comer, se alejaba y entonces el zorro iba y se alimentaba a placer.



El hombre se dijo:


- Yo también quiero que el destino me trate de igual manera.


Y se marchó a un pueblo y se sentó en una calle cualquiera a esperar. Pasó el tiempo y no sucedió nada, excepto que cada vez estaba más hambriento y débil. 


Entonces, en su debido momento, escuchó una voz interior que le dijo:


- ¿Porqué quieres ser como un zorro que busca la manera de beneficiarse de otros?, ¿por qué no ser como un león para que otros se beneficien de ti?


La Historia de la Semana

0 comentarios: