viernes, 10 de septiembre de 2010

La Felicidad

Revisando correos atrasados he encontrado este texto sobre la felicidad que me ha parecido muy sugerente.

Si en algo coincidimos todos los seres humanos es en el anhelo de ser felices, pero ¿dónde radica la felicidad?, o mejor ¿dónde ponemos nuestra felicidad? 

Cuestiones difíciles cuya respuesta en ocasiones depara sorpresas no deseadas, pues lo que nos hace 'felices' un instante, después nos deja insatisfechos por dentro.

La búsqueda de la felicidad completa va más allá de las cosas materiales y pasajeras y encuentra su raíz en lo más profundamente humano: en nuestra capacidad de salir de uno mismo, el éxtasis, y seguir las huellas de lo que nos trasciende. De esto trata el texto que hoy compartimos.

¡Espero que os guste!


=================
La felicidad

Felices los que están atentos a las necesidades de los demás, sin sentirse indispensables, porque serán distribuidores de alegría.

Felices los que saben mirar con seriedad las cosas pequeñas y tranquilidad las cosas grandes, porque irán lejos en la vida.

Felices los que saben apreciar una sonrisa y olvidar un desprecio, porque su camino estará pleno de luz.

Felices los que piensan antes de actuar y rezan antes de pensar, porque no se turbarán por lo imprevisible.

Felices los que saben callar y sonreír cuando se les quita la palabra o se les contradice, porque el bien comienza a penetrar en su corazón.

Felices si son capaces de interpretar siempre con benevolencia las actitudes de los demás, aún cuando las apariencias sean contrarias.

Felices sobre todo si saben reconocer al Señor en todos los que viven a su lado.

Entonces habrán encontrado la paz y la verdadera sabiduría.

0 comentarios: