viernes, 9 de julio de 2010

Diario de un viaje - 1

Todos los años cuando llega esta época del año hay que trasladar el todoterreno que se utiliza para los campamentos desde Constantina (Sevilla) a Quintanabaldo (Burgos). 

A mí me ha tocado hacerlo algunas veces, y en esta ocasión he tenido la idea de hacer una pequeña crónica del viaje para dejar constancia de las cosas que me han llamado la atención y especialmente comprobar cómo blogspot.com  gestiona una gran cantidad de fotos y texto, pues me da la impresión de que no es tan fácil. Por ejemplo, no consigo poner un pie de foto explicativo, por lo que las fotos van insertadas en orden cronológico, siguiendo más o menos el orden del texto.
 

Así que aquí va una narración muy personal de esta pequeña aventura de trasladar un coche a través de media España desde Constantina hasta Quintanabaldo.




Sábado día 3 de julio. Comienza la aventura en la estación de Atocha (Madrid) a las 16:10 tomando un tren de alta velocidad hasta Córdoba. 



Tras una espera de media hora y con una temperatura en el exterior de la estación de 39º C, me subo a un tren regional que me deja en Lora del Río a las 19:25, donde me recogen en coche para llegar al monasterio de Constantina sobre las 20 horas. Allí coincido con un grupo de jóvenes de la Juventud Idente de Sevilla que están haciendo un curso y celebramos por todo lo alto la victoria de España en el mundial de fútbol y su pase a semifinales.
 

Después de un buen descanso y mejor desayuno con todo el grupo, comprobamos que el coche está a punto e inicio la conducción a las 9:30 del domingo día 4 rumbo a la autopista A-5. 

 

Esta es una vista del pueblo de Constantina  desde la terraza del monasterio. Pueblo típico de la sierra norte de Sevilla.





 

A pocos kilómetros de Constantina encuentro un desvío a un pueblo de nombre Malcocinado, ¡que hasta tiene página web en internet!  ¿Cuál será el nombre de sus habitantes?, me pregunto.


Llama la atención los campos de Extremadura: mucho calor y poco verde. A la derecha, el coche con un servidor en un breve descanso.



La primera parada técnica la hago en Mérida (Badajoz)  a eso de la 12h. Atravieso la ciudad, doy un pequeño paseo y disfruto de los monumentos romanos que hay por todas partes, incluyendo un magnífico puente sobre el Guadiana.

Llega la hora de comer. 

Segunda parada a las 14h. ya en Trujillo (Cáceres),  cuna de famosos conquistadores como Pizarro. 

Es la primera vez que estoy en esta ciudad y me sorprende muy gratamente por lo bien conservada que está, guardando el sabor de la época antigua. 




 





(Continuará...)

0 comentarios: