martes, 27 de octubre de 2009

¿Qué sociedad queremos?

¿Qué sociedad queremos construir de verdad?

La pregunta no es inocente porque conlleva una toma de posición en la vida y un compromiso personal  serio para llevarlo adelante sin desfallecer. 

Lo primero es plantearse cuál es el modelo de sociedad que desearía y qué valores van a impregnar el quehacer diario. Y lo segundo es decidir hasta qué punto estoy dispuesto a aportar mis cualidades para su consecución, sacrificando a veces la comodidad a la que tendemos.


Acabo de ver el corto que enlazo a continuación y que me ha suscitado estos y muchos otros pensamientos. Está en inglés pero las imágenes son suficientemente expresivas para entender su contenido, que seguro no dejará indiferente a nadie:




Por mi parte, intento contribuir con mi granito de arena a una sociedad más justa intentado hacer el bien siempre que puedo, consciente de que sin Amor desinteresado y dispuesto a dar lo mejor de uno mismo es muy difícil lograr una convivencia ideal.