martes, 5 de agosto de 2014

Camino de Santiago 2014 (y 2)

¡Siga la dirección!
En O Cebreiro nos informan de que se cumplen 800 años de la peregrinación que hizo San Francisco de Asís a Santiago de Compostela.

Con este motivo, la Orden Franciscana ha elaborado una compostela franciscana que podemos recoger al llegar, lo que añade un aliciente más para ir completando los sellos de la credencial que acreditan que hemos ido caminando hasta Santiago.

El espíritu del peregrino está muy bien recogido en esta oración que hemos visto, inspirada en las palabras de San Pablo:

Santiago Apóstol

Aunque hubiera compartido todos mis bienes con gentes de otra lengua y cultura,
hecho amistad con peregrinos de mil senderos
o compartido albergue con santos y príncipes,
si no soy capaz de perdonar mañana a mi vecino,
no he llegado a ningún sitio.

Aunque hubiera cargado mi mochila de principio a fin
y esperado por cada peregrino necesitado de ánimo,
o cedido mi cama a quien llegó después,
y regalado mi botellín de agua a cambio de nada,
si de regreso a mi casa y mi trabajo no soy capaz
de crear fraternidad y poner alegría, paz y unidad,
no he llegado a ningún sitio. 


 

Botafumeiro
Aunque hubiera visto todos los monumentos
y contemplado las mejores puestas de sol;
Aunque hubiera aprendido un saludo en cada idioma,
o probado el agua limpia de todas las fuentes,
si no he descubierto quién es autor
de tanta belleza gratuita y de tanta paz
no he llegado a ningún sitio. 


Si a partir de hoy no sigo caminando en tus caminos,
buscando y viviendo según lo aprendido;
Si a partir de hoy no veo en cada persona,
amigo y enemigo, un compañero de camino;
Si a partir de hoy no reconozco a Dios,
como el único Dios de mi vida,
no he llegado a ningún sitio.




Monasterio de Samos
Iglesia de San Nicolás. Portomarín

Otro lugar emblemático del Camino es el Monasterio de Samos, bajo la advocación de San Julián. 

Sus orígenes se remontan al siglo VI, y desde que las peregrinaciones a Santiago se iniciaron en el siglo X ha sido siempre un lugar de acogida y descanso, siendo proverbial su hospitalidad.


Lavacolla
Aprovechando el tiempo...

Y paso a paso, casi sin darnos cuenta, aunque un poco cansados, nos vamos acercando a nuestro destino: Santiago de Compostela. 
Un pequeño descanso
En el Monte del Gozo



La última etapa se nos hace un poco larga: son casi 40 km que a estas alturas de la ruta ya se dejan notar. Así que una vez descansados en el Monte del Gozo nos animamos para llegar esa misma tarde a nuestro objetivo.

En la Plaza del Obradoiro
Al entrar en la Plaza del Obradoiro nos encontramos con las torres de la catedral en restauración, pero la alegría de haber concluido nuestra peregrinación nos invade y hace que desaparezca el cansancio acumulado.

Y ya con la compostela en nuestra mano (la de Santiago y la franciscana) nos vamos a cenar y a descansar recordando una frase que hemos visto durante estos días: El fin del Camino es el principio de uno nuevo, frase certera que nos hace meditar en el regreso a nuestras casas...

¡Por fin!: Compostela conseguida

Camino de Santiago (1)

La Historia de la Semana

0 comentarios: