viernes, 20 de diciembre de 2013

¡Feliz Navidad!

Navidad es sinónimo de alegría, de paz, de esperanza, de ilusión,... siempre que cada uno de nosotros pongamos un poquito de nuestra parte para construir la sociedad con que soñamos en nuestro corazón.



Celebramos el nacimiento del Niño Jesús que nos recuerda una vez más nuestro origen y nuestro destino: venimos de Dios y hacia Dios vamos.

Que estos días navideños estén llenos de paz y amor en los corazones de cada uno de nosotros, y que el año que vamos a comenzar esté lleno de gracia y bendiciones.

Un entrañable abrazo para todos los amigos del blog y termino con estos versos de Santa Teresa de Jesús que reflejan este sentimiento:

Vuestra soy, para Vos nací,
¿qué mandáis hacer de mí?

Dadme muerte, dadme vida:
dad salud o enfermedad,
honra o deshonra me dad,
dadme guerra o paz crecida,
flaqueza o fuerza cumplida,
que a todo digo que sí:
¿qué mandáis hacer de mí?


Dadme riqueza o pobreza,
dad consuelo o desconsuelo,
dadme alegría o tristeza,
dadme infierno o dadme cielo,
vida dulce, sol sin velo,
pues del todo me rendí:
¿qué mandáis hacer de mí?

Si queréis, dadme oración,
si no, dadme sequedad,
si abundancia y devoción,
y si no esterilidad.
Soberana Majestad,
sólo hallo paz aquí:
¿qué mandáis hacer de mí?


Si queréis que esté holgando,
quiero por amor holgar.
Si me mandáis trabajar,
morir quiero trabajando.
Decid, ¿dónde, cómo y cuándo?
Decid, dulce Amor, decid:
¿qué mandáis hacer de mí?

Vuestra soy, para Vos nací,
¿qué mandáis hacer de mí?

La Historia de la Semana

0 comentarios: