domingo, 18 de agosto de 2013

Ruta Jacobea 2013 - y 3

Botafumeiro
Una vez bien descansados, ocupamos el siguiente día en pasear y conocer la ciudad de Santiago de Compostela, ciudad que conserva un espíritu muy peculiar en la que uno se siente enteramente a gusto.

Y pudimos contemplar de cerca el famoso ‘botafumeiro’ que desde la edad media se utiliza para incensar la catedral, y que tanto llama la atención a los turistas.
Catedral

El mismo día de Santiago Apóstol, concluyendo ya nuestra peregrinación, celebramos muy de mañana la Eucaristía de acción de gracias en la transcripta de la catedral.

Y encontramos un momento para  poner en común nuestras impresiones de estos días, antes de emprender el regreso a nuestros lugares de origen, con la satisfacción de haber podido concluir la peregrinación, la alegría de haber compartido estos días con nuevos amigos y el sueño de volver a realizarla en otra ocasión.

Peregrinar a Santiago de Compostela con sentido espiritual es realizar en pocos días un recorrido por la vida de la persona, donde se vive intensamente la dimensión personal de esfuerzo y superación, la dimensión comunitaria y social de encuentro con el otro, y la dimensión espiritual de acercamiento a la divinidad. Por ello es un momento único para potenciar y desarrollar todas las virtualidades inherentes al ser humano que nos configuran como auténticos hijos de Dios. 

Termino esta crónica dando las gracias al magnífico grupo de peregrinos de este año cuyos protagonistas han sido:
Friederika
Michele

Gosia
Hélène









Steffi
Gabriel










Pilar

Sebastian
Felicidad
Rebecca
Audrey

Miguel
Sarah

José María

Rafaela
Agnes
Anton

Un proverbio de Fernando Rielo viene como anillo al dedo para concluir este relato y animar a los lectores a hacer el Camino de Santiago: Caminos para el cielo hay muchos. Para ti sólo uno.

Muchas gracias a todos y ¡buen camino, peregrino!
El grupo con la típica concha de peregrino

0 comentarios: