martes, 7 de febrero de 2012

Experimento comparte

Uno de los valores humanos más visibles y llamativos es la generosidad. En cualquier reunión siempre se suelen apreciar las personas que están atentas a lo que haga falta, ofreciendo su tiempo o su conocimiento a quien lo precisa.

Y, aunque toda edad es buena, la mejor edad para aprender a ser generoso en desde la infancia, sin esperar a tener muchas cosas para poder desprenderse de ellas. 

El video de esta semana resume un experimento con niños pequeños para compartir algo tan sencillo y habitual como la comida, realizado para una campaña de Acción contra el Hambre. Es parecido al Test de Marshmallow sobre la resistencia al dulce.

La idea es sencilla: cada niño recibe un plato sorpresa; en uno no hay nada y en otro un sandwich. ¿Cómo reaccionan cuando lo descubren?

Adelanto mi conclusión personal: ¡cuanto tenemos que aprender de los pequeños! 

Aquí va a continuación:




La Historia de la Semana

0 comentarios: