lunes, 25 de mayo de 2015

15 actitudes positivas

La manera de afrontar las situaciones que se nos presentan en la vida condiciona en gran medida nuestra visión de la misma y se convierte en una ayuda o en un peso para el vivir cotidiano.

El que lo ve todo negativo suele tender a la depresión; el que aprecia la bueno de la cosas suele ser más optimista.

Comparto esta semana un texto que me ha llegado acerca de una serie de actitudes para afrontar los retos en los que nos vemos envueltos diariamente, actitudes que favorecen una visión positiva de la vida y ayudan en el quehacer cotidiano.

Para mí, una de las actitudes fundamentales es el no hacer una montaña de un grano de arena, que en muchas ocasiones nos sucede y nos impider ver las situaciones con objetividad, y me recuerda el ver la tierra desde el cielo que tanto insistía Fernando Rielo.

Aquí van a continuación estas 15 actitudes positivas, que condensan de manera sencilla la sabiduría y la madurez de la vida.  Espero que os sea tan útil como a mí.


=================
15 actitudes positivas frente a la vida

1) No seas rencoroso: el rencor y el odio son un obstáculo para la felicidad.


2) Deja de quejarte: en su lugar, utiliza tu tiempo y energía para hacer algo al respecto.

3) Deja de adivinar las intenciones de las personas: la gente no puede leer la mente.
 

4) No te creas el centro de atención: el mundo gira alrededor del sol, no de ti.

5) Deja de mentir: a largo plazo, la verdad siempre se revela. 


6) Deja de culpar: culpando a otros no se logra nada, solo niegas tu responsabilidad.

7) No seas incrédulo: si piensas que no puedes conseguir algo, quizá estés en lo cierto. Pero no dejes que tus dudas interferieran con los sueños de otras personas. 

Recuerda que el que dice que no se puede hacer, no debe interrumpir al que lo está haciendo.

8) Deja de interrumpir: las relaciones se basan en una comunicación fluida.

9) Deja de ser egoísta. Hay mundo fuera de ti.


10) Deja de juzgar: todo el mundo está luchando su guerra propia y única. No tienes ni idea por lo que están pasando y viceversa.

11) Deja de estar a la defensiva: el hecho de que alguien tenga un punto de vista diferente no significa que esté equivocado. Mantén una mente abierta. 


12) Dejar de comparar a las personas: no hay dos personas iguales. Cada uno tiene sus propias fortalezas. Sólo estamos compitiendo contra nosotros mismos. 

 13) Deja de esperar que la gente sea perfecta: a veces "lo mejor es enemigo de lo bueno". La genuina “bondad” es difícil de encontrar en este mundo.


14) Deja de hacer una montaña de un grano de arena: una forma de comprobar si hay algo que vale la pena seguir dándole vueltas es hacerse esta pregunta: “¿Será este asunto dentro de 5 años tan importante para mi?” Si la respuesta es no, entonces no vale la pena preocuparse.

15) Deja de ser dramático: trata de mantenerte fuera del teatro de otras personas y no crees uno propio.



La Historia de la Semana

0 comentarios: