miércoles, 5 de febrero de 2014

Los 10 fallos más habituales

El tema de la educación es muy habitual en las páginas del blog pues me parece muy importante para el futuro de la sociedad. Como dijo el clásico: Educad a los niños y no será necesario castigar a los mayores.

En esta ocasión comparto un resumen de un artículo que apareció en la prensa (se puede ver completo aquí) que trata sobre los fallos más habituales que los mayores cometemos a la hora de educar.

Es un complemento ideal de otras entradas ya publicadas para tener una buena visión de cómo hay que tratar a los niños (se pueden ver Consejos educativos para padres, Claves para la educación de los hijos, Cuatro defectos de los padres,...) y proporciona ideas muy útiles para llevar a la práctica.

Muchas veces la educación puede resultar difícil y hay que tener mucha paciencia, ¡pero es un reto muy bonito! Espero que os sirva este texto.

==========================
Los 10 fallos más habituales en la educación del niño

1. No escuchar al niño: es bastante habitual que no les demos tiempo suficiente a explicarse o a expresarse, dando por hecho lo que nos van a contar sin darles la oportunidad para ello.


2. No reconocerle sus virtudes o puntos fuertes: muchas veces solo nos fijamos en sus fallos o defectos para intentar corregirlos, y nos olvidamos de reconocer lo que hace bien. El halago es un arma muy fuerte en su educación.

3. Hay que respetar su personalidad: cada niño es único y diferente. No tenemos porqué educarle para que haga lo mismo que el resto de los niños.


4. Sobreprotegerles: es un error bastante común. La sobreprotección se produce por el temor a que le pase cualquier cosa al niño, desconfiando de su propia valía. Hay que darle autonomía en su justa medida.

5. Acostumbrarles a que les hagan todo: A los niños hay que enseñarles a valerse por sí mismos, de forma adecuada a su edad. Cuanto antes lo aprendan mejor.


6. Gritarles: por desgracia recurrimos al grito más de lo que debiéramos en muchas ocasiones. Los gritos les acarrean muchas consecuencias negativas.

7. Educar igual a los hermanos: una cosa es transmitirles los mismos valores, que es correcto, y otra intentar que sean iguales en todo, que no es correcto. Cada niño es distinto, y se debe educar en la individualidad. 


8. Compararles: algo a lo que se recurre con frecuencia. Debemos evitar las comparaciones, cada niño es de una manera. Ellos ya saben compararse y usar sus propios modelos. 

9. No limitarlos en cosas sin importancia: está claro que si tu hijo te hace un buen dibujo en la pared de casa no está bien y te vas a enfadar, pero sopésalo, piensa si el dibujo es bueno, si es más importante la pared o la creatividad de tu hijo… No lo grites, corrígelo y dale los medios para que haga sus creaciones en el lugar adecuado. Darle cierto margen de actuación es muy importante para que aprenda, explore y descubra poco a poco sus intereses, capacidades y limitaciones.

10. No comunicarnos: da igual la edad y el tema. La cuestión más importante a la hora de educar a un niño es hablar con él y que él hable contigo. Una buena comunicación creará un buen vínculo entre padres e hijos.



La Historia de la Semana

0 comentarios: